Reinventarse

Por un lado…. Vivimos en un mundo de incertidumbre y de cambios a velocidad vertiginosa. Las estructuras del mundo que hacen pocos años parecían tan sólidas se han ido desmoronando con la “tormenta perfecta” de crisis que hemos sufrido: Crisis Financiera, política, económica, de valores…. Hoy día nos faltan referencias a las que seguir, modelos inspiradores

Por otro lado….nuestro cerebro está programado en la búsqueda del Control y la certidumbre. De lo seguro

Y hoy: ¿Qué es lo único que hay seguro?, pues el CAMBIO

¿Y Qué ha provocado esto? Pues que antes el medicamento más vendido era la aspirina, y ahora lo son los ansiolíticos y los antidepresivos. Es decir, la gente está fatal

En una situación tan negativa como la que estamos viviendo, es muy fácil caer en una espiral de pesimismo contagioso , que todavía empeora más las cosas, que nos bloquea, nos paraliza y nos impide sacar lo mejor de nosotros

Pero al final lo importante no son las cosas que nos pasan, sino lo que cada uno hacemos con las cosas que nos pasan.

¿Qué es lo que realmente nos condiciona en nuestras vidas?:   nuestro dialogo interno negativo, nuestras creencias limitantes (nuestro Pepito Grillo), nuestros miedos, nuestros pensamientos negativos, de los que las mujeres tienen 100.000 diarios y los hombres 75.000 y más del 70% son en clave negativa…, nuestras preocupaciones (Que está estadísticamente probado que el 90% nunca ocurren), pero que al final disparan nuestros cuadros de ansiedad.

Según estudios de la Clínica MAYO en Estados Unidos, el 33% de los ejecutivos de una edad media de 44 años en USA tienen esos cuadros de ansiedad y enfermedades relacionadas con el mundo de las preocupaciones.

Einstein decía que la Demencia era hacer siempre las mismas cosas y esperar resultados distintos, de manera que o nos reinventamos o es fácil que empecemos a tener problemas de ansiedad.

 

Por lo tanto, ante esta situación que tanto afecta a nuestra felicidad y a nuestra salud, sólo nos queda transformarnos y cambiar

Salir de nuestra zona de confort, que en el fondo es la zona menos segura donde podemos estar y la que más nos limita.

 

Pero reinventarse no para ser alguien distinto a quien somos, sino para ser la mejor versión de nosotros mismos

 

Hoy sabemos, que cambiando nuestro nuestra manera de pensar y nuestros hábitos cambiamos nuestros circuitos neuronales y reprogramamos nuestro cerebro

Como decía nuestro insigne premio nobel de Medicina en 1906, Ramón y Cajal, cada hombre puede ser escultor de su propio cerebro

“Cuando uno cambia la forma de ver las cosas, las propias cosas cambian”

 

Pero no hay que preocuparse, nada está perdido, si tenemos el coraje de declarar: que todo está perdido. y que hay que empezar de nuevo y reinventarse

Y para ello la herramienta más poderosa de transformación personal que existe hoy día es el Coaching y el mejor momento para empezar, siempre es AHORA

 

No Comments Yet.

Leave a comment